Recital

Teatro de la Zarzuela

Madrid, ES

Monday December 13, 2021 - 8:00 PM

Soloists

Soprano  Lisette Oropesa
Piano  Ruben Fernández Aguirre

About

FRANCISCO ASENJO BARBIERI (1823-1894)
Salida: «Como nací en la calle de la Paloma», El barberillo de Lavapiés (1874)
Texto de Luis Mariano de Larra

MANUEL DE FALLA (1876-1946)
Siete canciones populares españolas (1914)
Textos de tradición popular
- El paño moruno
- Seguidilla murciana
- Asturiana
- Jota
- Nana
- Canción
- Polo

ASTOR PIAZZOLLA (1921-1992)
Verano porteño (1965)
(En el 100 Aniversario de su nacimiento)

JOAQUÍN NIN (1879-1949)
Cantos populares españoles (1923-1924)
Textos de tradición popular
Montañesa
Tonada del Conde Sol

JORGE ANKERMANN (1877-1941)
Habanera: «Flor de Yumurí», Bocetos de Cuba (1931)
Texto de Gustavo Sánchez Galarraga

PABLO SOROZÁBAL (1897-1988)
Canción: «En un país de fábula», La tabernera del puerto (1936)
Texto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw

SEGUNDA PARTE

ERNESTO LECUONA (1895-1963)
Romanza: «Mulata infeliz», María la O (1930)
Texto de Gustavo Sánchez Galarraga

JOAQUÍN RODRIGO (1901-1999)
Cuatro madrigales amatorios (1947)
Textos de autores anónimos
- ¿Con qué la lavaré?
- Vos me matasteis
- ¿De dónde venís, amore?
- De los álamos vengo, madre

EMILIO ARRIETA (1821-1894)
Suite para piano sobre temas de «Marina» (1)

MANUEL PENELLA (1880-1939)
Plegaria e invocación: «¡Bendita cruz…!», Don Gil de Alcalá (1932)
Texto de Manuel Penella

GONZALO ROIG (1890-1970)
Salida: «¡Yo soy Cecilia!», Cecilia Valdés (1932)
Texto de Agustín Rodríguez y José Sánchez-Arcilla, basado en Cirilo Villaverde

(1) Arreglo de Carlos Imaz (Bilbao, 1972)

Lisette in Recital at the Bilbao Opera

Spain Recital Tour

Lisette and Ruben bring their recital on the road throughout spain.

 Announcement  

Reviews

Lisette Oropesa, el cóctel (de zarzuela) perfecto: sí, ella es Cecilia Valdés

Y claro, como hemos dicho, llegó la traca final: Yo soy Cecilia Valdés. ¡Y tanto que ella ‘es’ la protagonista de esta zarzuela cubana! Lo disfrutó en el escenario del Teatro de La Zarzuela pero, sobre todo, nos lo hizo disfrutar a nosotros en el patio de butacas. Sensual, coqueta, divertida, canalla, tímida…, todo esto porque ella, efectivamente, ¡ella es Cecila Valdés! Luego, las generosas propinas, el apoteosis y el delirio de los fans.

—  Nacho Fresno  •  Shangay

Lisette Oropesa arrebata en el Teatro de la Zarzuela de Madrid

La soprano cubano-estadounidense con pasaporte español Lisette Oropesa pudo lucir una interpretación dramática/cómica  activa de todas y cada una de las piezas interpretadas, regalándonos momentos exquisitos con fraseos sinuosos e inteligentes, finales con filados delicados e, incluso,  añadió un chiste antes de los tres bises que nos dedicó: la habanera Tú de Sánchez de Fuentes, la romanza ‘Al pensar en el dueño’ de Las hijas del Zebedeo de Ruperto Chapí y la romanza ‘Un pobre nido solo es la aldea’ de El húsar de la guardia de Amadeo Vives y Gerónimo Giménez, título que se estrenó en este mismo teatro en 1904.

—  María Pardo  •  Opera World

CRÍTICA: LISETTE OROPESA EN EL TEATRO DE LA ZARZUELA

 Por el lado de las canciones cubanas, degustamos los delicados Cantos populares españoles, de Joaquín Nin («Montañesa» y «Tonada del Conde Sol») y la interpretada de forma muy sensual, habanera «Flor de Yumurí», de Bocetos de Cuba, de Jorge Ankermann, terminada en un agudo de preciosa factura. En la segunda parte, y para terminar con nuestros comentarios sobre las canciones, Lisette Oropesa nos maravilló con su versión de los Cuatro madrigales amatorios de Joaquín Rodrigo. Sin duda, de las mejores que hayamos escuchado en directo o en disco, sobre todo de la archiconocida De los álamos vengo, madre, con todos los adornos, trinos, picados, etc., delineados a la perfección y a un tempo muy movido.

—  Óscar del Saz  •  Codalario

El poderío de Lisette Oropesa en la Zarzuela

Voz de soprano ligera, con una línea a la antigua, que no rehúye de abordar los graves y que muestra personalidad en todo momento. Desgranó el citado Falla, dijo muy bien los “Cuatro madrigales amatorios” de Rodrigo, puso corazón en Barbieri, Sorozabal, Lecuona y Penella, para deslumbrar en “Yo soy Cecilia” de Roig. Eso antes de las propinas, porque nadie se levantaba de sus asientos.

—  Gonzalo Alonso  •  La Razón

De España a Cuba, viaje de ida y vuelta

Terminar con “¡Yo soy Cecilia Valdés!”, de Roig, fue toda una declaración de intenciones cumplidas, lograda a la perfección en las inflexiones, los cambios de ritmo, los colores, el control de las dinámicas… Y el buen humor y las ganas de divertirse. El público, como no podía ser menos, cayó rendido al encanto de la soprano que llegó a responder, con su inagotable simpatía… ¡Contando un chiste! Monumental y finísima, de una teatralidad sin límites, fue la presencia de Fernández Aguirre al piano: imprescindible sin duda, por su particular sensibilidad y su saber, en estos momentos de la nueva etapa de la carrera de Oropesa.

—  José María Marco  •  Opera Actual

Lisette Oropesa arrolla en el Teatro de la Zarzuela

Demostró una vez más la gran versatilidad de su voz, capaz de abordar nuevos géneros e interpretarlos de manera brillante. O habría que decir, apabullante. Sus cualidades vocales son evidentes. No existe nada en la partitura, ni fuera de ella, que se le resista. Mantiene unos agudos y sobreagudos excepcionales, un centro homogéneo y unos graves muy consistentes. Y una de sus mayores cualidades, teniendo en cuenta su ligereza, un volumen de voz más que apreciable. Aunque en algunos momentos sonó un poco engolada, utiliza a la perfección el legato y la media voz. Mantiene impecable su buena dicción y gestiona con brillantez y generosidad el fiato.

—  Brío Clásica  •  https://www.brioclasica.es/

Oropesa en oro

No solamente por la magnífica dicción castellana, algo que por sus raíces latinas no le es en absoluto ajeno ni indiferente, sino por la adecuación expresiva, siempre emparentada con su fuerte personalidad operística. Y el Teatro de la Zarzuela vio por vez primera cómo brillaron de nuevo las elevadas facultades canoras de soprano lírica de agilidad que atesora Lisette Oropesa, en la que prepondera un mórbido registro central y unos firmes agudos, espléndidamente emitidos, a lo que une una presencia carismática en el escenario que atrapó al espectador desde su primera interpretación, muy personal, de la salida de Paloma de El barberillo de Lavapiés, o aquella otra de la romanza de Marola “En un país de fábula” de La tabernera del puerto, título visto recientemente en este escenario, que la americana desgranó con finura en línea melódica y picados.

—  Germán García Tomás  •  Mundo Classico