Recital

Palacio Euskalduna Jauregia

Bilbao, ES

Saturday February 6, 2021 - 7:00 PM

Soloists

Soprano  Lisette Oropesa
Piano  Ruben Fernández Aguirre

About

Primera Parte

SAVERIO MERCADANTE
La stella
La primavera

GAETANO DONIZETTI
Se a te d’intorno scherza
L’amante spagnuolo

FRANZ SCHUBERT
Diddone Abbandonata: Vedi quanto adoro ancora ingrato

FRANCIS POULENC
XV improvisation: Hommage à Édith Piaf (piano solo)

GEORGES BIZET
Adieu de l'hôtesse arabe
Ouvre ton coeur

Segunda Parte

GIOACCHINO ROSSINI - Il turco in italia
Non si da follia maggiore

VINCENZO BELLINI - La sonnambula
Oh se una volta sola...Ah! non credea...Ah! non giunge

MANUEL GARCÍA – L’isola disabitata

Obertura (piano solo)

JULES MASSENET - Manon
Adieu, notre petite table

GIACOMO MEYERBEER - Les Huguenots
O beau pays

Media

ABAO On Stage

Lisette in Recital at the Bilbao Opera

Spain Recital Tour

Lisette and Ruben bring their recital on the road throughout spain.

 Announcement  
Lisette is interviewed in Bilbao Radio program, Cadena Ser in regards to her upcoming performance in Bilbao

Interview - Cadena Ser

Lisette is interviewed in Bilbao Radio program, Cadena Ser in regards to her upcoming performance in Bilbao

 Interview  
Lisette is interviewed in Scherzo Magazine about her upcoming performance in Bilbao

Interview - Scherzo Magazine

Lisette is interviewed in Scherzo Magazine about her upcoming performance in Bilbao

 Interview  

Reviews

RECITAL DE LISETTE OROPESA Y RUBÉN FERNÁNDEZ AGUIRRE EN BILBAO

Digámoslo cuanto antes: el recital ha sido un éxito sin paliativos. Uno, que no es amigo de este formato, no recuerda en los últimos años una cantante con la calidad vocal de Oropesa en recital alguno. La voz es de bello color, uniformidad en todos los registros –aunque algo matizado en la zona más grave, lo que parece natural- un fraseo de calidad y una implicación con el texto digna de aplauso.

Además, técnicamente Oropesa nos ofreció detalles de alta calidad, de esos que están destinados para disfrutar casi en la intimidad. Por poner solo dos ejemplos, el trino final de la segunda pieza de Mercadante, La primavera, está alcance de pocas; y en la segunda parte, en la operística, toda la escena final de La sonnambula de Bellini fue un ejemplo de buen decir, de implicación con el personaje y de generosidad con el público pues la soprano incluyó el recitativo, muy sentido, el aria y la cabaletta final.

—  Enrique Bert  •  Platea Magazine

Atracción artística

La soprano cubano-norteamericana Lisette Oropesa mostró dos factores esenciales en su canto, un gran fiato y una perfecta afinación. Ya se sabe que, cuando concurren el correcto manejo de la respiración y una emisión bien proyectada, el uso técnico vocal se ve muy facilitado. Su voz, además, resultaba siempre de igual color y no abandonó nunca la belleza cromática de su limpio timbre, ni siquiera en alguna que otra nota grave en la que su voz pueda incomodarse. Su actuación fue de más a menos. desde un comienzo académico hasta llegar a la interpretación de Schubert. Fue entonces cuando se mostró más expresiva, y también cuando Rubén Fernández 

—  Nino Dentici  •  El Correo

Ganas de lírica

Oropesa se mostró no solo cómoda sino incluso contenida en las primeras piezas, con una emisión firme plena de cálida morbidez, que se regodeaba en un registro medio de asombrosa riqueza, aunque sin miedo de explorar la carnosidad de las notas más graves o los holgados agudos –que, astutamente, dejó para las últimas intervenciones– gracias a una impecable calidad técnica que le permite un timbre flexible, homogéneo y brillante en todo su registro.

Destacable su control del fiato, pero más aún porque no abusa del fraseo solo por hacer alarde de su impecable legato, sino porque cada respiración está premeditadamente realizada con la expresividad justa, integrándola en el propio canto. Con la misma sencillez –por no llamarla humildad–, coloraturas y adornos fueron ejecutados con resolución pero sin regodeos ni aspavientos, de modo que no resultaron vacíos juegos de malabares sino refuerzos de la expresividad musical; y los sobreagudos, derrochando ligereza y presencia a partes iguales, fueron justamente racionados, sin ánimo de buscar el aplauso fácil.

—  Franco Madariaga  •  Naiz

Oropesa enamora en el Palacio Euskalduna

Para entonces Oropesa ya había mostrado sus extraordinarias dotes vocales. La primera, que su espléndida voz muestra timbre y resonancia igual en todos los registros; llega cómoda a la zona central y sostiene bien los graves. Además se pasea por las dificultades como si no lo fueran para ella, y ataca los agudos sin portamento alguno, con precisión segura o, a veces, deslizándose a ellos con una finura y fluidez llenos de belleza y encanto; siempre con magistral dominio de las dinámicas y cuidado en la expresión.

—  José Miguel Balzola  •  Opera Actual

BILBAO / El mundo era suyo

Oropesa no arrancó con un ¡boom! que rompiese drásticamente todos estos meses de sequía sino con dos canciones de Mercadante que parecían miniaturas inapreciables, diminutas por la simplicidad de su música, en las cuales la voz mostró ya su presencia, creando un mundo que era suyo, con una amplitud, una igualdad, un cuerpo y un color que sedujeron desde el principio.

—  Asier Vallejo Ugarte  •  Scherzo Magazine